Perversa normalidad de la discriminación en México, advierte el ombudsman del DF

MARIANA NORANDI

El problema de la discriminación en México no sólo tiene que ver con la igualdad ante la ley, sino con la “perversa normalidad”, que hace que la gente asuma estas prácticas como normales, expresó el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Emilio Alvarez Icaza Longoria.

Al participar en la inauguración del diplomado sobre El derecho a la no discriminación, organizado por la CDHDF, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, el ombusdman capitalino advirtió que se sigue viendo “normal” que se maltrate a las mujeres, que se ofenda a los indígenas, que se insulte a gays, lesbianas, niños y adultos mayores.

“Después de haber promovido que la no discriminación es un derecho, sólo nos llegan unas 150 quejas al año, proporción mínima comparada con la discriminación existente, lo que significa que la gente no la denuncia porque no la considera un derecho.”

Dijo que mientras en el DF siga habiendo empleos donde las mujeres perciban salarios 35 por ciento menores que los de los hombres por el mismo trabajo y en los periódicos sigan apareciendo anuncios que excluyan a las personas mayores de 40 años, hay que seguir combatiendo la discriminación. “Es penoso, que después del 2000, cuando se pensaba que íbamos a entrar en un proceso democrático, existan órganos como la Conapred o el IFAI que no son autónomos”.

Por su parte, José Luis Gutiérrez Espíndola, quien acudió al acto en representación del presidente de la Conapred, Gilberto Rincón Gallardo, dijo que el tema ocupa un lugar insignificante en la agenda nacional. “Se le da mucha importancia a la desigualdad, el empleo, el combate a la pobreza, cuando muchos de estos problemas están estrechamente conectados con la discriminación o son consecuencia de ésta.”

Hay alto grado de discriminación en México cuando se busca empleo: ONG

 Excluyen a mayores de 35 años 55 por ciento de firmas, revela la ANDLEG

Carolina Gómez Mena

En México existe un elevado grado de discriminación cuando se busca empleo, señaló Javier Vázquez Robles, presidente de la Asociación por la No Discriminación Laboral por Edad o Género (ANDLEG), quien expuso que 85 por ciento de las empresas privadas y de gobierno hacen distinción de género para otorgar un trabajo, mientras que sólo 15 por ciento hacen caso omiso de ese requisito. Asimismo, 55 por ciento exige que la edad tope sea los 35 años, mientras que sólo el 10 por ciento acepta personas cuya edad máxima oscile entre 48 y 50 años.

 Sobre esto sostuvo que es una contradicción, pues ahora las empresas exigen experiencia, pero al mismo tiempo limitan la edad del aspirante. “La experiencia sólo se consigue con el tiempo, y aunque es verdad que muchos de los jóvenes que ahora egresan de las universidades tienen mayores conocimientos, también carecen de práctica”.

 En conferencia de prensa, Vázquez Robles precisó que de acuerdo con un estudio de la agrupación que dirige, en el país también se hacen diferencias por condición social o incluso por la apariencia física; agregó que es en el ámbito de sobrecargos en donde se da la mayor discriminación por edad y sexo.

 Detalló que la mayor parte de las aerolíneas tiene como directriz sólo contratar a mujeres, y que éstas tengan como máximo 30 años, dejando fuera a los hombres con experiencia en la profesión. En contraste precisó que en los países desarrollados las aerolíneas, indistintamente dan empleo tanto hombres como a mujeres y, en ocasiones ponen como límite de edad los 50 años.

 Apuntó que la auscultación arrojó que la oferta de empleos en el país también es limitada, pues casi seis de cada 10 puestos que se ofrecen están relacionados con el telemarketing”.

 De igual forma indicó que cerca de 10 por ciento se relaciona con la petición de personas para seguridad o para la limpieza, y es en este tipo de trabajos en el que mayor flexibilidad de edad existe, pues las peticiones llegan hasta los 50 años de edad.

 Vázquez Robles anunció que la ANDLEG realizan gestiones para organizar, tanto en el Distrito Federal como en Monterrey y Guadalajara, las primeras ferias del empleo “sin distinción de edad o género”. Éstas buscan no sólo diversificar la oferta de trabajo y que tengan oportunidades laborales las personas de entre 35 y 60 años, las cuales están, prácticamente excluidas de los requisitos que se imponen regularmente.

 LINK DE VIDEO.- http://www.youtube.com/watch?v=R8uerXFseQk

IGUALDAD DE GÉNEROS

DISCRIMINACIÓN DE LA MUJER

El ajuste neoliberal aplicado drásticamente por el actual Gobierno, afecta principalmente a la población femenina de los sectores más excluidos. En este contexto, las mujeres funcionan como fuerza laboral secundaria y marginal utilizada por el sector empresario para bajar los costos de producción, El retiro del Estado de los servicios sociales salud, transporte, educación, etc. ha significado un incremento del trabajo doméstico a través del cual la mujer trata de compensar estas carencias. Esta sobrecarga de obligaciones laborales y domésticas tiene su costo en el descanso, la salud, la Capacitación y la posibilidad de participación política y el acceso a los demás derechos civiles y políticos de la mujer

 En nuestro país, las estadísticas oficiales (INDEC) brindan un panorama parcial, pero puede ser de utilidad incluir algunas cifras:

- Las mujeres constituyen el 51 .1% de la población total (17 millones sobre 33);

- A fines de los ’80 y principios de los ’90, aumentan los hogares con jefatura femenina en todo el país (aproa 32.1%), este aumento es general e involucra sectores pobres y no pobres, pero en el sector de pobres estructurales, ha aumentado un 44%;

- Los hogares con jefatura femenina en todo el país, se concentran en el Noroeste (42.8%) y en el noroeste (41.8%);

La crisis ha tenido un efecto diferencial sobre las mujeres, sometidas a mecanismos discriminatorios en razón de su clase, etnia, género o edad, que se manifiesta en:

  • El proceso de toma de decisiones, que incide directamente sobre ella y sus familiares.
  • La persistencia de importantes diferencias entre la condición jurídica, política, económica y social entre la mujer y el hombre.
  • La participación limitada en el campo laboral, la discriminación Salarial y la segregación ocupacional, que caracteriza la incorporación y permanencia en el mercado de trabajo.
  • La dificultad para el acceso a empleos bien remunerados y en condiciones de estabilidad.
  • La cada vez mayor Migración de mujeres del campo a la ciudad, en busca de mayor salario y de mejores condiciones de salud y educación
  • La pérdida del acceso a la salud, especialmente a la reproductiva, a la educación y ala cultura, que aseguran las bases esenciales de una buena calidad de vida

LINK DE DISCRIMINACIÓN DE LA MUJER http://www.youtube.com/watch?v=iax2W9qAfK0&feature=related

Discriminación

DISCRIMINACIÓN

 

La discriminación es hacer distinción en el trato por motivos arbitrarios como el origen racial, el sexo, el nivel socioeconómico, etc. Generalmente se le da a este término una connotación negativa, en la medida en que se trata despectivamente o se perjudica a determinados grupos sin mediar justificativo racional. No obstante, es posible hablar de una discriminación positiva cuando se trata con preferencia a algunos grupos sin perjudicar a otros y cuando se señalan sus necesidades y problemas con la finalidad de ayudarlos.

Los casos de discriminación en la historia son numerosos. De ninguna manera puede afirmarse que este fenómeno es reciente, sino que es un problema que abarca a todas las épocas. Basta con señalar que la esclavitud ha existido desde los comienzos de la humanidad para entender que es un problema de larga data y que acompaña alas miserias morales del hombre. No obstante, es más llamativo que esta situación se presente en la actualidad, en la medida en que existen normativas jurídicas de alta jerarquía que la desalientan.

Los casos más relevantes que tienen cercanía en el tiempo son los de índole racial. Por supuesto, ha existido discriminación de toda índole en épocas cercanas, pero el caso de la discriminación racial se destaca porque alcanzó estatus jurídico en varios estados. El caso más emblemático es el acaecido en la Alemania nazi, que llevó a la muerte a millones de judíos luego de hacerlos vivir en condiciones infrahumanas. Otro caso muy famoso es el apartheid que se desarrolló en Sudáfrica; según éste, solo los blancos podían hacer uso de algunos lugares públicos y ser propietarios en determinados distritos.

Más allá de estos casos ampulosos, la forma de discriminación más difícil de erradicar es aquella que se manifiesta de modo solapado. Esto hace necesarias expresiones jurídicas más elaboradas para identificar estos casos y punirlos.

TIPOS DE DISCRIMINACION

 Discriminación a discapacitados y enfermos: Los discapacitados a veces tienen dificultad para ciertas actividades consideradas por otras personas como totalmente normales, como viajar en transporte público, subir escaleras o incluso utilizar ciertos electrodomésticos. Sin embargo, el mayor reto para los discapacitados ha sido convencer a la sociedad de que no son una clase aparte. Históricamente han sido compadecidos, ignorados, denigrados e incluso ocultados en instituciones.

Hasta la segunda mitad del siglo XX fue difícil que la sociedad reconociera que los discapacitados (aparte de su defecto específico) tenían las mismas capacidades, necesidades e intereses que el resto de la población; por ello seguía existiendo un trato discriminatorio en aspectos importantes de la vida

Enfermos: Así como se discrimina a los discapacitados físicos o mentales, también se hace lo mismo con los que padecen alguna enfermedad, y el ejemplo más común en este caso es el de los infectados por el virus del HIV/SIDA.

En la actualidad, los enfermos de HIV/SIDA son uno de los grupos más grandes de marginados. Se los discrimina de todas las formas imaginables:

-niños y adolescentes expulsados de sus hogares por sus propios padres.

-estudiantes expulsados de los colegios para “proteger” a los demás alumnos. Y hasta marchas de padres exigiendo la expulsión de los mismos para velar por la seguridad de sus hijos.

-la prensa amarillista que dedica gran parte de su tiempo a hacer del sufrimiento de los enfermos un objeto del sensacionalismo.

-discriminación en la denominación, al llamarlos “sidosos”, “sidáticos”, “sidóticos”, etc., cuando el término correcto sería “enfermo de SIDA”.

 Diferenciación según el estrato social: Clase social, en sociología, término que indica un estrato social en una sociedad y su estatus correspondiente. El principio de organización en clases sociales es diferente del que opera en las sociedades de castas o estamentales y choca con la ideología igualitaria asociada a la ciudadanía en los Estados de derecho.

La clase social se diferencia de ellas en que está regida fundamentalmente por una ordenación de tipo económico. El lenguaje cotidiano y la terminología de los medios de comunicación no coinciden con estas definiciones sociológicas.

En la mayoría de los países (y entre un país y otro) las desigualdades en cuanto a capital, ingresos, sanidad y educación son cada vez mayores. Algunos sociólogos intentan explicarlas utilizando otros atributos humanos como género, raza, religión o inteligencia, aunque este debate supone restar importancia a las terminologías o al significado de clase social

Discriminación religiosa: Existen numerosos casos de personas que son discriminadas por su inclinación hacia determinada religión. Sin duda, el ejemplo más trágico de esto sería el genocidio realizado por la Alemania nacionalsocialista durante las décadas de 1930 y 1940 para aniquilar la población judía de Europa. Al final de la II Guerra Mundial en 1945, en torno a seis millones de judíos habían sido asesinados en campos de concentración y pogromos por los nazis.

El artículo 1, inciso 3º, de la Declaración Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Intolerancia y Discriminación Fundadas en la Religión o las Convicciones, proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, establece que “La libertad de manifestar la propia religión o las propias convicciones estará sujeta únicamente a las limitaciones que prescriba la ley y que sean necesarias para proteger la seguridad, el orden, la salud o la moral públicos o los derechos y libertades fundamentales de los demás.”

Discriminación positiva: política social dirigida a mejorar la calidad de vida de grupos desfavorecidos, proporcionándoles la oportunidad de conseguir alimentos y de disponer de derechos civiles.

Este concepto fue utilizado, por ejemplo, en las décadas de 1960 y 1970 en Gran Bretaña para definir las áreas prioritarias de educación. Su equivalente en Estados Unidos es la disposición de intercambiar niños entre áreas escolares con el fin de favorecer una mayor mezcla étnica en las escuelas.

Las principales áreas de discriminación positiva tienden a combatir el racismo, el sexismo y a defender a los niños. Ejemplos como los documentos de transporte especiales para la tercera edad o el establecimiento de porcentajes de empleo para discapacitados

LINK PARA VIDEO DE LA DISCRIMINACIÓN.- http://www.youtube.com/watch?v=cj5_dPMij-U

EJEMPLOS DE DISCRIMINACIÓN

1. Personas con discapacidad intelectual que trabajan en enclaves o empleo asistido en una compañía privada. Durante años han desempeñado las mismas tareas sin problema. La empresa alega que necesita un mayor nivel de rendimiento. Los trabajadores con una discapacidad o edad particular no son capaces de satisfacer los nuevos requisitos de rendimiento y son despedidos. 

Esto suscita reclamaciones potenciales de discriminación por motivos de discapacidad. Los trabajadores con discapacidad intelectual deben poder indicarme a otros en una situación análoga. Los trabajadores con mayor discapacidad, de más edad o peor salud son tratados de manera menos favorable. Probablemente, un tribunal exigirá al empresario que presente una prueba muy contundente deque el aumento de rendimiento está relacionado con unos requisitos profesionales esenciales y en caso de que no pueda, seguramente se considerará un caso de discriminación.

De acción necesaria.

2. Cuando las personas con discapacidad intelectual trabajan en talleres protegidos y realizan en todos los aspectos esenciales el mismo trabajo que los trabajadores no discapacitados en el mercado de trabajo y no reciben una remuneración justa, carecen de contrato y de representantes sindicales, deberían de gozar de los mismos derechos que los demás trabajadores.

En este caso, se puede decir que estos trabajadores con discapacidad intelectual no están en una situación análoga a la de los demás trabajadores, garantizándoles así un trato diferente. No obstante, mantenemos que en todos los aspectos esenciales relacionados con el empleo, la situación es comparable y por lo tanto, deben gozar de los mismos derechos. Algunos Estados pueden argumentar que en los talleres protegidos, algunas ocupaciones tienen un objetivo terapéutico en vez de económico para negarles a las personas con discapacidad intelectual el derecho a recibir un salario razonable por su trabajo y derechos sociales. En base a la actual redacción de la Directiva, es probable que esta situación esté fuera de su ámbito. No obstante, debería abordarse el problema de las personas con discapacidad que trabajan en una situación de malos sueldos, escasos derechos y seguridad de empleo.

 3. Los padres de niños con discapacidad intelectual pueden no encontrar empleo porque los empresarios crean que faltarán con frecuencia a su trabajo debido a la discapacidad de sus hijos.

Creemos que esto es discriminación por asociación y por motivos de discapacidad. En este caso, la discriminación se extiende a personas que no tienen una discapacidad intelectual, pero que son discriminadas en base a sus vínculos familiares o por tener a su cuidado a una persona con discapacidad intelectual.

 4. Los empresarios exigen unos certificados escolares o de formación profesional específicos como criterios de admisión para todas sus ofertas de empleo. Los empresarios exigen unos años mínimos de escolarización obligatoria. No hay una relación clara entre los requisitos del empleo vacante y estos criterios. Este es un ejemplo de discriminación indirecta por discapacidad. La selección en base a aptitudes de lectura y escritura para empleos que no las requieren o en base a unos certificados de formación profesional, cursos o exámenes no accesibles a las personas con discapacidad intelectual pueden constituir igualmente una discriminación indirecta por discapacidad.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.